Rabindranath Tagore

(1861-1941) Filósofo y escritor indio.

Frases célebres

La vida es la constante sorpresa de saber que existo.

La fe engaña a los hombres, pero da brillo a la mirada.

El que se ocupa demasiado en hacer el bien no tiene tiempo de ser bueno.

Tú no ves lo que eres, sino su sombra.

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos.

No es tarea fácil dirigir a hombres; empujarlos, en cambio, es muy sencillo.

Un entendimiento todo lógica es como un cuchillo de hoja sola, que hiera la mano de su dueño.

Qué pequeña eres brizna de hierba. Sí, pero tengo toda la Tierra a mis pies.

No hay más que una historia: La historia del hombre. Todas las historias nacionales no son más que capítulos de la mayor.

Leemos mal el mundo, y decimos luego que nos engaña.

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.

Llevo en mi mundo que florece todos los mundos que han fracasado.

La patria no es la tierra. Sin embargo, los hombres que la tierra nutre son la patria.

Engarza en oro las alas del pájaro y nunca más volará al cielo.

Los hombres son crueles, pero el hombre es bueno.

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene.

El hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio.

El entendimiento agudo y sin grandeza, lo pincha todo, pero nada mueve.

Los hechos son muchos, pero la verdad es una.

Las palabras van al corazón, cuando han salido del corazón.

El pájaro quisiera ser nube; la nube, pájaro.

El sabio nos advierte que la vida es tan sólo una gota de rocío en una hoja de loto.

Las raíces bajo la tierra no piden recompensa por hacer que las ramas den frutos.

La verdad llega como conquistadora solo porque hemos perdido el arte de recibirla como invitada.

Publicidad