Séneca

(2 AC-65) Lucio Anneo Séneca. Filósofo latino.

Frases célebres

Todo poder excesivo dura poco.

Estar en ocio muy prolongado, no es reposo, es pereza.

Pesa las opiniones, no las cuentes.

El que teme es un esclavo.

Quien da pronto da dos veces.

Las obras se tienen medio terminadas cuando se han comenzado bien.

Lo mismo es nuestra vida que una comedia; no se atiende a si es larga, sino a si la han representado bien. Concluye donde quieras, con tal de que pongas buen final.

Cuanto mayor es la prosperidad tanto menor se debe confiar en ella.

No he nacido para un solo rincón. Mi patria es todo el mundo.

Si os sujetáis a la naturaleza, nunca seréis pobres; si os sujetáis a la opinión, nunca seréis ricos.

Languidece la virtud sin adversarios.

La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.

La adversidad es ocasión de virtud.

Gran parte de la bondad consiste en querer ser bueno.

El sabio en su retiro es útil a la comunidad.

¿Preguntas qué es la libertad? No ser esclavo de nada, de ninguna necesidad, de ningún accidente y conservar la fortuna al alcance de la mano.

Ningún descubrimiento se haría ya si nos contentásemos con lo que sabemos.

Jamás se descubriría nada si nos considerasemos satisfechos con las cosas descubiertas.

A los que corren en un laberinto, su misma velocidad los confunde.

Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérela, pues, en todo lugar.

Seas parco en elogiar, y más parco todavía en vituperar.

Un gran marinero puede navegar aunque sus velas sean de alquiler.

La buena conciencia admite testigos; la malvada se agita y se conturba aún en la soledad.

El peor enemigo es el que está encubierto.

Publicidad