Sócrates

(470 AC-399 AC) Filósofo griego.

Frases célebres

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento.

Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar en el futuro las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle.

¿No te parece, que es una vergüenza para el hombre, que le suceda lo que a los más irracionales de los animales?

Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar.

El pasado tiene sus códigos y costumbres.

Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde.

¿Quién capitulará más pronto: el que necesita las cosas difíciles o quien se sirve de lo que buenamente pueda hallar?

El mayor de todos los misterios es el hombre.

Un hombre desenfrenado no puede inspirar afecto; es insociable y cierra la puerta a la amistad.

Si yo me hubiera dedicado a la política. ¡oh atenienses!, hubiera perecido hace mucho tiempo y no hubiese hecho ningún bien ni a vosotros ni a mí mismo.

Comenzar bien no es poco, pero tampoco es mucho.

La belleza de la mujer se halla iluminada por una luz que nos lleva y convida a contemplar el alma que tal cuerpo habita, y si aquélla es tan bella como ésta, es imposible no amarla.

Teme el amor de la mujer más que el odio del hombre.

Publicidad