Frases sobre las cualidades

Nada impide tanto ser natural como el deseo de parecerlo.

Es muy difícil someter a la obediencia a aquel que no busca mandar.

Si el hombre procurase ser tan bueno como procura parecerlo, conseguiría su objetivo.

Si cada uno barriera delante de su puerta, ¡qué limpia estaría la ciudad!

En muchos casos encontramos móviles nobles y heroicos para actos que hemos cometido sin saber o sin querer.

Aconsejar economía a los pobres es a la vez grotesco e insultante. Es como aconsejar que coma menos al que se está muriendo de hambre.

No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido.

Saber mucho no es lo mismo que ser inteligente. La inteligencia no es sólo información, sino también juicio, la manera en que se recoge y maneja la información.

Todo lo que es hermoso tiene su instante, y pasa.

La debilidad de carácter es el único defecto que no se puede enmendar.

Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro.

Quien no lo ha dado todo no ha dado nada.

Por encima de todo, sé la heroína de tu vida, no la víctima.

La minoría más pequeña del mundo es el individuo. Aquellos que niegan los derechos individuales no pueden pretender además ser defensores de las minorías.

Los seres humanos, que son casi únicos en su habilidad para aprender de la experiencia de otros, son también notables por su aparente aversión a hacerlo.

Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema.

La independencia del pensamiento es la más noble aristocracia.

El genio no es más que la infancia recuperada a voluntad.

El hombre es el único animal que puede ser amigo de las víctimas que intenta comerse hasta que se las come.

Cuando se quiere ser agradable en sociedad es preciso resolverse a permitir que muchas cosas que sabemos nos sean enseñadas por personas que las ignoran.

Si hay algo en nosotros verdaderamente divino, es la voluntad. Por ella afirmamos la personalidad, templamos el carácter, desafiamos la adversidad, reconstruimos el cerebro y nos superamos diariamente.

No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.

Unirse es el comienzo; estar juntos es el progreso; trabajar juntos es el éxito.

En España, el que resiste, gana.

Temáticas relacionadas

Publicidad