Frases sobre las cualidades

Lo bello es superior a lo sublime, porque es permanente y no sacia, mientras que lo sublime es relativo, pasajero y violento.

Siempre he creído que lo bueno no era sino lo bello puesto en acción.

Es lo bello alegría para siempre.

Ni una inteligencia sublime, ni una gran imaginación, ni las dos cosas juntas forman el genio; amor, eso es el alma del genio.

Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: "De aquí no pasarás".

La honradez es siempre digna de elogio, aún cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho.

La sabiduría es una tranquilidad del alma que por nada puede ser turbada y que ningún deseo inflama.

El que no inventa, no vive.

La conciencia vale por mil testigos.

Vivir en contradicción con la razón propia es el estado moral más intolerable.

Ser completamente honrados consigo mismo es un buen ejercicio.

A veces la vida te pegará en la cabeza con un ladrillo. Pero no pierdas la fe.

A menos que creáis en vosotros mismos, nadie lo hará; éste es el consejo que conduce al éxito.

Las naciones son como ciertas familias; sólo a pesar suyo tienen grandes hombres.

Alumbra el día de mañana con el de hoy.

De nada sirve al hombre ganar la Luna si ha de perder la Tierra.

El hombre prudente no está dispuesto a someterse a ninguna responsabilidad que su deber no le imponga.

El verdadero caballero es el que solo predica lo que practica.

El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia.

A la velocidad de la luz, todos se fusionan con todos. La identidad privada desaparece.

Perdonen mi cordura en un mundo desquiciado.

La lección es siempre una sola: lanzarse de cabeza y saber aguantar el castigo.

La belleza es una idea nueva, que no se puede imaginar y la realidad nos presenta.

El placer más noble es el júbilo de comprender.

Temáticas relacionadas

Publicidad