Frases sobre las cualidades

La belleza es indivisible; el que ha llegado a poseerla, antes de compartirla prefiere anonadarla.

El oro puede hacer mucho, pero la belleza más.

Los antiguos llamaron belleza al florecimiento de la virtud.

Lo bello vale tanto como lo útil.

El hombre que se muestre solícito y cortés con un extranjero demuestra que es ciudadano del mundo.

La experiencia es una enfermedad que no se contagia.

He aquí un buen criterio para medir al genio: observad si progresa o sólo da vueltas sobre sí mismo.

La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos.

Ser el más rico del cementerio no es lo que me importa. Acostarme por la noche y pensar que he hecho algo genial. Eso es lo que más me importa.

Si éste fuera un mundo perfecto no escribiríamos novelas ni haríamos películas. Lo viviríamos, a través del amor de los demás.

Tratar a los demás como uno quisiera ser tratado es el medio más seguro de agradar que yo conozco.

La imaginación exagera, la razón subestima, el sentido común modera.

Acepto el fraude en el precio, pero nunca en la calidad.

El mismo placer es un moralista mucho más severo que toda la sabiduría de los sabios.

En este mundo hay que ser demasiado bueno para serlo bastante.

Nunca cierres los labios a quienes has abierto el corazón.

Tirarle el hueso al perro no es caridad. Caridad es compartir el hueso con el perro cuando se está tan hambriento como él.

Los malentendidos y la negligencia crean más confusión en el mundo que el engaño y la maldad. En todo caso, estos dos últimos son mucho menos frecuentes.

Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer.

El mundo rompe a cualquiera. Muchos se hacen fuertes en los sitios rotos. Pero los que no se rompen, mueren.

Mi ambición se ve obstaculizada por mi pereza.

No tengo ambiciones.
Ser poeta no es una ambición mía,
sino mi manera de estar solo.

La lealtad puede decirse que es el camino más corto entre dos corazones.

Las historias están más llenas de ejemplos de fidelidad de perros que de amigos.

Temáticas relacionadas

Publicidad