Frases sobre las cualidades

El oro puede hacer mucho, pero la belleza más.

Lo bello vale tanto como lo útil.

La verdadera prueba de que se ha nacido con grandes cualidades estriba en haber nacido sin envidia.

Opino con los romanos de antaño que el general de hoy debe ser manaña, si es necesario, soldado raso.

En muchos casos encontramos móviles nobles y heroicos para actos que hemos cometido sin saber o sin querer.

La originalidad es la única cosa cuya utilidad no pueden comprender los espíritus vulgares.

A nadie le va mal durante mucho tiempo sin que él mismo tenga la culpa.

La cortesía es, ante todo, un buen negocio. Y que se ha de tener, sino en atención a los demás, por puro egoísmo.

Nuestra experiencia se compone más de ilusiones perdidas que de sabiduría adquirida.

La técnica es el esfuerzo para ahorrar esfuerzo.

Ser el más rico del cementerio no es lo que me importa. Acostarme por la noche y pensar que he hecho algo genial. Eso es lo que más me importa.

La economía como esencia de la vida es una enfermedad mortal, porque un crecimiento infinito no armoniza con un mundo finito.

Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro.

Por encima de todo, sé la heroína de tu vida, no la víctima.

La cosa tiene gracia porque se supone que la diversidad es lo más moderno que hay, pero si uno toma una muestra de ciudadanos, nunca lo diría.

La individualidad es apenas una ficción breve dentro de una especie social.

Sé tu propio palacio o el mundo será tu prisión.

Desterrar la imperfección es destruir la expresión, oponerse al esfuerzo, paralizar la vitalidad.

Sé sincero, incluso si la verdad es inconveniente, pues resulta más inconveniente cuando tratas de ocultarla.

Cuanto más viejo me hago más desconfío de la creencia general de que la vejez trae sabiduría.

El lazo más fuerte de simpatía humana debería ser unir a las personas de todas las naciones y todas las lenguas.

Un acto de bondad es por sí mismo un acto de felicidad.

No tengo ambiciones.
Ser poeta no es una ambición mía,
sino mi manera de estar solo.

La tolerancia no ha provocado nunca ninguna guerra; la intolerancia ha cubierto la tierra de matanza.

Temáticas relacionadas

Publicidad