Frases sobre Los Defectos

Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá.

La tierra no produce para los ignorantes sino malezas y abrojos.

El amor, el tabaco, el café y, en general, todos los venenos que no son lo bastante fuertes para matarnos en un instante, se nos convierten en una necesidad diaria.

Los hombres son pervertidos no tanto por la riqueza como por el afán de riqueza.

Una de las mayores pruebas de mediocridad es no acertar a reconocer la superioridad de otros.

Un pedante es un estúpido adulterado por el estudio.

Si te parece que sabes mucho y entiendes mucho, ten por cierto que es mucho más lo que ignoras.

La ignorancia es la madre de la maldad y de todos los demás vicios.

El origen de todos los males es la codicia.

Ningún pesimista ha descubierto nunca el secreto de las estrellas, o navegado hacia una tierra sin descubrir, o abierto una nueva esperanza en el corazón humano.

La codicia arraiga hondo y crece con raíces más perversas que la lujuria, flor de verano.

Si no tuviéramos defectos no sentiríamos tanto placer descubriendo los de los demás.

Muchas son las leyes en un estado corrompido.

Muchas personas son demasiado educadas para hablar con la boca llena, pero no les importa hacerlo con la cabeza hueca.

El mal existe, pero no sin el bien, como la sombra existe, pero no sin la luz.

Quien al poder se acoja de un malvado,
será, en vez de feliz, un desdichado.

En muchas empresas el silencio no es oro, el silencio es un sobre.

La pereza puede parecer atractiva, pero el trabajo da satisfacción.

El ocio es el padre de todos los vicios, y es el coronamiento de todas las virtudes.

Los que intentan hacer de este mundo un lugar peor, no se toman ni un día libre ¿Por qué lo iba hacer yo?. Hay que iluminar la oscuridad.

El hecho de que millones de personas compartan los mismos vicios no convierte esos vicios en virtudes.

La maldad es una forma de vida. Tenemos que superarla, tenemos que dejarla atrás. Queremos vivir.

La violencia sólo puede ser disimulada por una mentira y la mentira sólo puede ser mantenida por la violencia.

Todos caminamos hacia el anonimato, solo que los mediocres llegan un poco antes.

Temáticas relacionadas

Publicidad