Frases sobre los defectos

Los hombres son pervertidos no tanto por la riqueza como por el afán de riqueza.

Los grandes egoístas son el plantel de los grandes malvados.

Para mí la vanidad es una dolencia tan superficial, que basta con rascarme un rato para que se me quite.

A quien las buenas obras no aprovechan y las tiernas palabras no mueven, las malas le domen con duro y riguroso castigo.

Un cobarde es un hombre capaz de prever el futuro. Un valiente es casi siempre un hombre sin imaginación.

La obstinación es quizá la única cualidad humana valiosa no sólo en la profesión policial sino al menos en todas las que tienen que ver con el concepto de verdad.

La violencia, sea cual sea la forma en que se manifieste, es un fracaso.

Todo lo que eleva al individuo por encima del rebaño, todo lo que mete miedo al prójimo se llama desde entonces "malo".

Temáticas relacionadas

Publicidad