Frases sobre el dinero

Si el dinero va delante, todos los caminos se abren.

No es verdad que se haya hecho fortuna cuando no se sabe disfrutar de ella.

En lo concerniente a las grandes sumas, lo más recomendable es no confiar en nadie.

El más rico es aquel cuyos placeres son los más baratos.

El oro es como las mujeres, que todos dicen mal de ellas y todos las desean.

El dinero, que ha hecho morir a tantos cuerpos, hace morir todos los días a miles de almas.

El valor del dinero es que con él podemos mandar a cualquiera al diablo. Es el sexto sentido que te permite disfrutar de los otros cinco.

El que tiene lo bastante para poder hacer bien a otros, es rico.

¿Los pobres serían lo que son, si nosotros fuéramos lo que debiéramos ser?

A muchos sólo les motiva el dinero para ser honestos.

El dinero siempre está ahí; sólo cambian los bolsillos.

El dinero no nos proporciona amigos, sino enemigos de mejor calidad.

No siempre depende de nosotros ser pobres; pero siempre depende de nosotros hacer respetar nuestra pobreza.

El dinero es como un brazo o una pierna: o se usa o se pierde.

El dinero es la llave que abre todas las puertas.

El dinero que se tiene es instrumento de libertad, el que se busca lo es de servidumbre.

Somos naturaleza. Poner al dinero como bien supremo nos conduce a la catástrofe.

La pobreza ya no será sediciosa cuando la riqueza no sea opresiva.

Porque el que necesita para vivir cinco mil libras no es menos pobre que el que necesita cinco.

Erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de justicia.

No hay riqueza sino vida.

El rico está siempre vendido a la institución que lo hace rico.

No me vendo, es el único lujo de los pobres.

El dinero lo ganan, Senén, todos aquellos que con paciencia y fina observación van detrás de los que lo pierden.

Temáticas relacionadas

Publicidad