Frases sobre la familia

El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo.

El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre.

Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción rápidamente: alquilan mi habitación.

Lo que habéis heredado de vuestros padres, volvedlo a ganar a pulso o no será vuestro.

Un pariente pobre es siempre un pariente lejano.

Un padre vale por cien maestros.

Si no existieran hijos, yernos, hermanos y cuñados, cuántos disgustos se ahorrarían los jefes de gobierno.

El hombre es un animal no social, sino cordial, y la familia es la forma menos imperfecta de la cordialidad humana.

Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre.

Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.

De tal palo, tal astilla.

Es un dichoso infortunio el no tener hijos.

Los padres de familia suelen hablar de la nueva generación como si no tuvieran nada que ver con ella.

Los antepasados son lo más importante para quien no ha hecho nada.

Las personas que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad.

El hombre es esencialmente un ser social; con mayor razón, se puede decir que es un ser familiar.

El futuro depende, en gran parte, de la familia, lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad; su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz.

De mis ancestros conservo los ojos celestes, el cerebro estrecho y la imprudencia de la lucha.

Los padres son los huesos con los que los hijos afilan sus dientes.

Un padre para cien hijos, antes que cien hijos para un padre.

Todos los consejos que los padres dan a la juventud tienen por finalidad impedir que sean jóvenes.

Exigir a los progenitores, para respetarlos, que estén libres de defectos y que sean la perfección de la humanidad es soberbia e injusticia.

La familia es un nido de perversiones.

La mano que mece la cuna es la mano que gobierna el mundo.

Temáticas relacionadas

Publicidad