Frases de temáticas diversas

Como define la RAE, miscelánea es aquella obra o escrito en que se tratan muchas materias inconexas y mezcladas.

No hay más alianzas que las que trazan los intereses.

Peca de grosero
quien aguarda que le digan
que se vaya.

Los efectos del amor o de la ternura son fugaces, pero los del error, los de un solo error; no se acaban nunca, como una cavernícola enfermedad sin remedio.

Cuando conseguimos nuestro objetivo creemos que el camino fue bueno.

El mundo es una patria y se vive bien en todas partes cuando se tiene mucho dinero y se es de humor alegre.

La patria, posiblemente, es como la familia, sólo sentimos su valor cuando la perdemos.

Los remordimientos se adormencen en la prosperidad y se agudizan en los malos tiempos.

Las diversiones son la felicidad de aquellos que no saben pensar.

No dejaremos de explorar y al final de nuestra búsqueda llegaremos a donde empezamos y conoceremos por primera vez el lugar.

La experiencia de los siglos prueba que el lujo anuncia la decadencia de los imperios.

Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

Soy un idealista. No sé dónde voy pero estoy en el camino.

La única alegría en el mundo es comenzar. Es hermoso vivir porque vivir es comenzar, siempre, a cada instante. Cuando falta esa sensación uno quisiera morir.

¿Por qué no dejo de destrozar mi vida buscando respuestas que jamás voy a encontrar, y me dedico a disfrutarla mientras dure?

El elogio oportuno fomenta el mérito, y la falta de elogio lo desanima.

No se alcanza la fama reclinado en blanda pluma, ni al abrigo de colchas.

Odio los juicios que sólo aplastan y no transforman.

En un universo bastante absurdo, hay algo que no lo es: lo que podemos hacer por los demás.

La pregunta más urgente y persistente en la vida es: ¿Qué estás haciendo por los demás?

La manzana no puede ser vuelta a poner de nuevo en el árbol del conocimiento; una vez que empezamos a ver, estamos condenados y enfrentados a buscar la fuerza para ver más, no menos.

El propósito de la vida humana es servir, mostrar compasión y tener voluntad de ayudar a otros.

Común es cometer errores. Pero cuando se ha errado, no es falta voluntad, ni brío, tratar de corregir el error y no obstinarse en él. La obstiación es el otro nombre de la estupidez

El deber del hombre ante la vida es seguir adelante. La vida es para todo hombre una solitaria celda cuyos muros son espejos.

A ti, oscuridad de la que vengo,
te amo más que a la llama
que limita el mundo
y brilla sólo
para algún círculo

Temáticas relacionadas

Publicidad