Frases de temáticas diversas

Como define la RAE, miscelánea es aquella obra o escrito en que se tratan muchas materias inconexas y mezcladas.

Cuando llega la desgracia, nunca viene sola, sino a batallones.

Confiad en los que se esfuerzan por ser amados; dudad de los que sólo procuran parecer amables.

No hay nada que envejezca tan pronto como el recuerdo del beneficio.

Lo que el cielo tiene ordenado que suceda, no hay diligencia ni sabiduría humana que lo pueda prevenir.

La insurreción es el acceso de furor de la verdad. A veces insurrección es resurreción.

Mejorar es cambiar; así que para ser perfecto hay que haber cambiado a menudo.

Son tontos todos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen.

Yo aquí, escribiéndote. Tú allá, borrándote.

Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.

El cielo rara vez hacen que nazcan juntos el hombre que quiere y el hombre que puede.

Cuando ves lo que somos y lo que representa la vida, sólo el silencio es grande, todo lo demás es debilidad.

Aquel que desea pero no obra, engendra la peste.

Que piensen lo que quieran, pero no pretendía ahogarme. Tenía intención de nadar hasta hundirme –pero no es lo mismo.

El hombre es incapaz de elegir y siempre cede a la tentación más fuerte.

Odio los juicios que sólo aplastan y no transforman.

Prefiero ser un hombre de paradojas que un hombre de prejuicios.

No sé por qué estamos aquí, pero estoy completamente seguro de que no es para divertirnos.

Es obvio el que los valores de las mujeres difieren con frecuencia de los valores creados por el otro sexo y sin embargo son los valores masculinos los que predominan.

No puedes esperar construir un mundo mejor sin mejorar a las personas.

La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino mas bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos.

Todos fallamos en alcanzar nuestros sueños de perfección, así que nos ponemos nota sobre la base de nuestro espléndido fracaso al intentar lograr lo imposible.

Aprendí que si uno avanza confiado en la dirección de sus ensueños y acomete la vida que se ha imaginado para sí, hallará un éxito inesperado en sus horas comunes.

Común es cometer errores. Pero cuando se ha errado, no es falta voluntad, ni brío, tratar de corregir el error y no obstinarse en él. La obstiación es el otro nombre de la estupidez

Lo que más teme la gente es dar un paso nuevo, pronunciar una nueva palabra...

Temáticas relacionadas

Publicidad