Frases de temáticas diversas

Como define la RAE, miscelánea es aquella obra o escrito en que se tratan muchas materias inconexas y mezcladas.

Que cada cual siga su inclinación, pues las inclinaciones suelen ser rayas o vías trazadas por un dedo muy alto, y nadie, por mucho que sepa sabe más que el destino.

No hay nada tan común como el deseo de ser elogiado.

El secreto del éxito en la vida de un hombre está en prepararse para aprovechar la ocasión cuando se presente.

Las dificultades aumentan conforme se aproxima uno al fin.

El mundo es una patria y se vive bien en todas partes cuando se tiene mucho dinero y se es de humor alegre.

No hay, en mi dictamen, hombre que aprecie más la virtud y la siga con más gusto, que el que por no hacer traición a su conciencia, ha perdido la reputacion de hombre de bien.

La fama suele alcanzar a aquellos que están pensando en otra cosa.

Adoro el cuerpo. Porque la carne es honesta y los órganos no mienten.

Que no hay, para olvidar amor, remedio
como otro nuevo amor, o tierra en medio.

Los hechos son el principio, el medio, el fin; hace un daño irreparable descansar sobre grandes discursos.

Mi consejo es que no te preguntes por qué o de dónde, sino que disfrutes de tu helado mientras está en el plato. Esta es mi filosofía.

Mi mayor desgracia ha sido siempre no ser capaz de resistirme a los halagos.

Los errores pasan, sólo la verdad permanece.

Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu esposo o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.

La manzana no puede ser vuelta a poner de nuevo en el árbol del conocimiento; una vez que empezamos a ver, estamos condenados y enfrentados a buscar la fuerza para ver más, no menos.

Deberíamos crear una cátedra para enseñar a leer entre líneas.

Disentir es uno de los derechos que le faltan a la Declaración de los Derechos Humanos.

No estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar.

Huiremos del descanso, huiremos del sueño, tomaremos a toda velocidad el alba y la primavera y prepararemos días y estaciones a la medida de nuestros sueños.

Solo vale la serenidad, cuando debajo hay fuego.

Temáticas relacionadas

Publicidad