Frases de temáticas diversas

Como define la RAE, miscelánea es aquella obra o escrito en que se tratan muchas materias inconexas y mezcladas.

Prometemos según nuestras esperanzas y cumplimos según nuestros temores.

El hombre arruinado lee su condición en los ojos de los demás con tanta rapidez que él mismo siente su caída.

Cada día me miro en el espejo y me pregunto: "Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?". Si la respuesta es "No" durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

Presta solamente aquello cuya pérdida puedas soportar.

Si soy lo que tengo y lo que tengo lo pierdo, entonces ¿Quién soy?.

Si quieres hacer algo en la vida, no creas en la palabra imposible. Nada hay imposible para una voluntad enérgica.

La virtud misma no puede librarse de los golpes de la calumnia.

Aquel que desea pero no obra, engendra la peste.

Uno de los secretos profundos de la vida es que lo único que merece la pena hacer es lo que hacemos por los demás.

Por el mundo caminado, he podido comprobar que el que fácilmente halaga, fácilmente insultará.

Las apariencias engañan la mayoría de las veces; no siempre hay que juzgar por lo que se ve.

El caos es la ley de la naturaleza; el orden el sueño del hombre.

Es obvio el que los valores de las mujeres difieren con frecuencia de los valores creados por el otro sexo y sin embargo son los valores masculinos los que predominan.

Todos fallamos en alcanzar nuestros sueños de perfección, así que nos ponemos nota sobre la base de nuestro espléndido fracaso al intentar lograr lo imposible.

Aprendí que si uno avanza confiado en la dirección de sus ensueños y acomete la vida que se ha imaginado para sí, hallará un éxito inesperado en sus horas comunes.

Común es cometer errores. Pero cuando se ha errado, no es falta voluntad, ni brío, tratar de corregir el error y no obstinarse en él. La obstiación es el otro nombre de la estupidez

La seguridad de saberme capaz para algo mejor, me puso en las manos de la postergación, que al fin de cuentas es una arma terrible y suicida.

Es asombroso que la Humanidad todavía no sepa vivir en paz, que palabras como 'competitividad' sean las que mandan frente a palabras como 'convivencia'.

El silencio es tan profundo que casi hace daño en los oídos.

Temáticas relacionadas

Publicidad