Frases de temáticas diversas

Como define la RAE, miscelánea es aquella obra o escrito en que se tratan muchas materias inconexas y mezcladas.

Es de sentido común elegir un método y probarlo. Si falla, admitirlo francamente y probar con otro. Pero, sobre todo, intentar algo.

Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.

La buena educación consiste en esconder lo bueno que pensamos de nosotros y lo malo que pensamos de los demás.

Mi consejo es que no te preguntes por qué o de dónde, sino que disfrutes de tu helado mientras está en el plato. Esta es mi filosofía.

Aquí no pasa nada; mejor dicho, pasan tantas cosas juntas al mismo tiempo que es mejor decir que no pasa nada.

Morir es tan sencillo y tan aceptable como nacer.

La virtud misma no puede librarse de los golpes de la calumnia.

No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas.

Uno de los secretos profundos de la vida es que lo único que merece la pena hacer es lo que hacemos por los demás.

No me dejes caer en el vulgar error de soñar que soy perseguido cada vez que alguien me contradice.

Si no hubiese podido participar del mundo de los cuentos y si no hubiese podido inventarme mis propios mundos, me habría muerto.

Una vida usada cometiendo errores no solo es más honorable, sino que es más útil que una vida usada no haciendo nada.

El peligro subsiste siempre para el hombre en cualquier edad; pero su amenaza amengua si desde pequeño se acostumbra a no contar sino con sus propias fuerzas.

Por grandes que sean los reyes, son lo mismo que nosotros: pueden equivocarse igual que los demás.

Estamos en la tierra para ayudar a otros: para qué están los otros en la tierra no lo sé.

¡La terrible tiranía de la mayoría! Todos tenemos nuestras arpas para tocar. Y, ahora, le corresponderá a usted saber con qué oído quiere escuchar.

Quería cambiar el mundo. Pero he descubierto que lo único que uno puede estar seguro de cambiar es a uno mismo.

Lo sabes bien, todo lo que nos desune es en el fondo lo que nos deja vivir tan bien juntos.

La naturaleza puede ser corregida, enmendada, pues de no ser así quedaríamos sepultados bajo los prejuicios. Sin eso no habría ni un solo gran hombre.

Lo mejor es la ayuda mutua. Como todos sabemos que somos imperfectos, intentamos ayudarnos los unos a los otros.

El destino es como una persona y deja de molestarnos si mostramos que no nos importa lo que nos haga.

Todo el que ha construido alguna vez un «cielo nuevo» ha encontrado el poder para ello solamente en su propio infierno.

Así en la vida, muchas veces, no se sabe si es uno el que empuja los acontecimientos o si son los acontecimientos los que le arrastran a uno.

El triste secreto de cada ser humano: que necesita mucha ternura, que no puede vivir sin amor.

Temáticas relacionadas

Publicidad