Frases sobre la naturaleza

Después de todo
la muerte es sólo un síntoma
de que hubo vida.

No me preocupa la muerte,
me disolveré en la nada.

La vida es un montón de insignificantes e irónicas ruinas.

Yo devoro mi existencia con un apetito insaciable. Cómo terminará todo esto, lo ignoro.

No sé de qué trata mi vida ni quiero saberlo. Mi vida se define a sí misma cuando la vivo. Las películas se definirán a sí mismas cuando las haga.

La muerte es alguien que se retira de sí mismo y vuelve a nosotros. No hay más muertos que los llevados por los vivos.

El hombre depende en gran medida de la idea que se hace de sí mismo.

En la vida no se trata de encontrarse uno mismo, sino de crearse uno mísmo.

La humanidad es una familia unida e indivisible, y yo no puedo desligarme del alma más cruel.

Los hombres se dividen en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen.

No le temas tanto a la muerte, sino más bien a la vida inadecuada.

La vida tan sólo es un día,
una frágil gota de rocío en su peligroso camino
desde la cima de un árbol.

No hay un final. No existe un principio. Solamente existe una infinita pasión por la vida.

La naturaleza, buscando una fórmula para satisfacer a todo el mundo, escogió finalmente la muerte, la cual, como era de esperar, no ha satisfecho a nadie.

El hombre es una especie que falló como especie, un ser dedicado a destruir el medio en que vive.

Alguien me habló todos los días de mi vida
al oído, despacio, lentamente.
Me dijo: ¡vive, vive, vive!
Era la muerte.

Defender a la naturaleza es defender a los hombres.

La Naturaleza nos es hostil porque no la conocemos: sus crueldades representan la venganza contra nuestra indiferencia.

La vida de cada hombre es un diario en el que trata de escribir una historia pero escribe otra.

Yo nunca seré de piedra.
Gritaré cuando haga falta.
Reiré cuando haga falta.
Cantaré cuando haga falta.

Lo mejor de la vida se pasa diciendo "es demasiado pronto", y después es "demasiado tarde".

El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que ésta no tiene opinión sobre nosotros.

La humanidad no puede soportar mucha realidad.

Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano.

Temáticas relacionadas

Publicidad