Frases sobre pensamiento y razón

Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error.

La duda en el amor acaba por hacer dudar de todo.

El alma es una materia luminosa que quema sin consumir; nuestro cuerpo es el fanal.

Me llamas tu vida, llámame tu alma;
porque el alma es inmortal, y la vida es un día.

Yo amo la verdad, quiero y deseo que todos me la digan.

El mayor amigo de la verdad es el tiempo; su más encarnizado enemigo, el prejuicio.

Necesito, luego imagino.

Los hombres no son prisioneros del destino, sino prisioneros de su propia mente.

La mente es como un paracaídas. No funciona si no está abierta.

Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único. Espero que algún día te unas a nosotros y el mundo vivirá como uno solo.

La imaginación en libertad transforma al mundo y hecha a volar las cosas.

El problema es que la información no es el entendimiento.

Los imperios del futuro serán los imperios de la mente.

El mundo necesita mentes y corazones abiertos, y estos no pueden derivarse de rígidos sistemas ya sean viejos o nuevos.

Todas las cosas que uno ha olvidado gritan pidiendo ayuda en sueños.

Toda época se nutre de ilusiones, si no, los hombres renunciarían pronto a la vida y ése sería el final del género humano.

Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.

Ama la verdad, pero perdona el error.

La verdad siempre se halla en la simplicidad y no en la multiplicidad y confusión de las cosas.

Ojalá que la espera
no desgaste mis sueños.

La necesidad de tener razón es el signo de un espíritu vulgar.

Yo creo que la única gran pérdida son las ilusiones, y a veces las certidumbres, por hermosas que sean, no alcanzan a reemplazarlas.

Siempre entendemos demasiado tarde a los seres que más cerca están de nosotros.

Las melodías conocidas dulces son, pero las desconocidas aún son más dulces.

Temáticas relacionadas

Publicidad