Frases sobre pensamiento y razón

Cuando dos hombres desean la misma cosa que no pueden gozar juntos se convierten en enemigos.

Nuestro deseo desprecia y abandona lo que tenemos para correr detrás de lo que no tenemos.

La duda en el amor acaba por hacer dudar de todo.

Nuestras dudas son traidores que muchas veces nos hacen perder el bien que podríamos ganar si no temiéramos buscarlo.

Las ideas están exentas de impuestos.

Yo amo la verdad, quiero y deseo que todos me la digan.

Es débil porque no ha dudado bastante y ha querido llegar a conclusiones.

La ilusión por la vida nos hace soportar la proximidad de la muerte.

El mayor amigo de la verdad es el tiempo; su más encarnizado enemigo, el prejuicio.

La mentira es una forma de talento.

¡Si yo no hiciera al menos una locura por año, me volvería loco!

Nunca desperdiciaré mis sueños por quedarme dormido. Nunca más.

Verdad son los sueños mientras duran; pero ¿qué es vivir sino soñar?

Alguna gente no enloquece nunca. Qué vida verdaderamente horrible deben tener.

Las tres cuartas partes de las locuras no son sino necedades.

Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.

Ama la verdad, pero perdona el error.

No hay duda de que la ficción hace un mejor trabajo con la verdad.

La verdad siempre se halla en la simplicidad y no en la multiplicidad y confusión de las cosas.

El hombre que se miente a sí mismo y escucha su propia mentira llega a un punto en que no puede distinguir la verdad dentro de él y por tanto pierde todo respeto por sí mismo y por los demás.

La dirección de la mente es más importante que su progreso.

El pensamiento es la clave de todos los tesoros; las ganancias del avaro son nuestras sin sus preocupaciones.

Temáticas relacionadas

Publicidad