Frases sobre la política

Soberano es aquel que decide sobre el estado de emergencia.

Los militares cuentan demasiado con la fuerza, y los políticos cuentan demasiado con la habilidad.

La política es una guerra sin efusión de sangre; la guerra una política con efusión de sangre.

La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible.

La democracia tiene por lo menos un mérito, y es que un miembro del Parlamento no puede ser más incompetente que aquellos que le han votado.

La política es el arte de impedir que la gente se entrometa en lo que le atañe.

Creo en la democracia porque da rienda suelta a las energías de todo ser humano.

En política, como en religión, hay devotos que manifiestan su veneración por un santo desaparecido convirtiendo su tumba en un santuario del crimen.

Los resultados de los cambios políticos rara vez son aquellos que sus amigos esperan o que sus enemigos temen.

El político debe hablar y obrar muchas veces sin haber pensado ni leído.

Los políticos tímidos e interesados se preocupan mucho más de la seguridad de sus puestos que de la seguridad de su país.

La misión de lo políticos no es la de gustar a todo el mundo.

Nadie puede adoptar la política como profesión y seguir siendo honrado.

Las democracias observan más cuidadosamente las manos que las mentes de quiénes las gobiernan.

La política es demasiado a menudo el arte de traicionar los intereses reales y legítimos, y de crear otros imaginarios e injustos.

Creo que no se puede ser hombre, y mucho menos artista, sin tener una conciencia política. El arte es política.

La democracia necesita una virtud: la confianza. Sin su construcción, no puede haber una auténtica democracia.

La política saca a flote lo peor del ser humano.

La ambición de poder es una mala hierba que sólo crece en el solar abandonado de una mente vacía.

La política no es una mala profesión. Si tienes éxito tienes muchas recompensas, si caes en desgracia siempre puedes escribir un libro.

En política, si quieres que se diga algo, pídeselo a un hombre. Si quieres que se haga algo, pídeselo a una mujer.

El mundo debería ser un lugar seguro por la democracia.

La ventaja de la democracia sobre las demás formas de gobierno es que no hay en la democracia una casta interesada en sofocar el pensamiento para que no se la discuta.

Si se hubiera de definir la democracia podría hacerse diciendo que es la sociedad en la cual no sólo es permitido, sino exigido, el ser persona.

Temáticas relacionadas

Publicidad