Frases sobre la religión

Nos ocupamos mucho de ser gentes de bien según la ley de Dios; no sabríamos serlo según nosotros mismos.

Aquel que puede negar a Dios ante una noche estrellada, ante la sepultura de sus seres más queridos, ante el martirio, es o un gran infeliz o un gran culpable.

No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona.

Hay quien me niega el derecho de hablar de Dios, porque no creo. Y yo digo que tengo todo el derecho del mundo. Quiero hablar de Dios porque es un problema que afecta a toda la humanidad.

Sinceramente, creo que la muerte es la inventora de Dios. Si fuéramos inmortales no tendríamos ningún motivo para inventar un Dios. Para qué. Nunca lo conoceríamos.

Dios no quiere hacerlo todo, para no quitaros el libre albedrío y aquella parte de la gloria que os corresponde.

Si los triangulos hicieran un dios, lo idearían con tres lados.

La razón me dice que Dios existe, pero también me dice que nunca podré saber lo que es.

Me aburren los ateos: siempre están hablando de Dios.

Ninguna religión vale una sola gota de sangre.

Me parecería una autentica falta de cortesía que Dios no existiera.

Tengo demasiado respeto a la idea de un Dios como para hacerlo responsable de un mundo tan absurdo.

Temáticas relacionadas

Publicidad