Frases sobre los sentimientos

Es difícil decir quién hace el mayor daño: los enemigos con sus peores intenciones o los amigos con las mejores.

Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza.

No debemos permitir que alguien se aleje de nuestra presencia sin sentirse mejor y más feliz.

El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien, sino en el deseo de dormir junto a alguien.

La ira ofusca la mente, pero hace transparente el corazón.

Los ángeles lo llaman placer divino; los demonios, sufrimiento infernal; los hombres, amor.

El rico come; el pobre se alimenta.

A todos pertenece lo que piensas; tuyo es sólo lo que sientes: si quieres hacerlo tuyo, siente a ese Dios en el que piensas.

Nadie siente el dolor de otro, nadie entiende la alegría de otro.

El amor perfecto tiene esta fuerza: que olvidamos nuestro contento para contentar a quienes amamos.

No es necesario todo para hacer un mundo,
es necesaria la felicidad y nada más.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Comer pan sin esperanza es igual que morirse poco a poco de hambre.

Si llega el Invierno, ¿puede la Primavera estar tan lejos?

El amor siempre trae dificultades, es cierto, pero da energía

No existe nada en el mundo tan irresistiblemente contagioso como la risa y el buen humor.

A la gente le da todo igual; mientras no le tiren la basura del otro lado de la tapia, ni le llegue el olor de podredumbre a la terraza, se puede hundir el mundo en mierda.

Nunca atribuyas a un adversario motivaciones más viles que las tuyas.

Pocas amistades quedarían en este mundo si uno supiera lo que su amigo dice de él en ausencia suya, aún cuando sus palabras fueran sinceras y desapasionadas.

Si tuviera la posibilidad de elegir entre la experiencia del dolor y la nada, elegiría el dolor.

Ten siempre cerca a tus amigos, pero mas a tus enemigos.

Si alguien ama una flor, de la que hay un solo ejemplar en millones y millones de estrellas, eso es suficiente para hacerlo feliz cuando la mira.

El amor no es consuelo. Es luz.

Todo el mundo tienen miedo, todo. Los que no lo tienen no son normales; esto no tiene nada que ver con el valor.

Temáticas relacionadas

Publicidad