Frases sobre los sentimientos

El amor priva de espíritu a quienes lo tienen, y se lo da a los que carecen de él.

Todo nuestro conocimiento tiene su principio en los sentimientos.

¿Qué es el amor?
¿Preguntáis al que vive qué es la vida?
¿Preguntáis al que reza quién es Dios?

Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

Es el otro el que siempre nos salva. Y si hemos llegado a la edad que tenemos es porque otros nos han ido salvando la vida, incesantemente.

La condición que la amistad perfecta exige consiste en poder pasarse sin ella.

Cuando se amaba a alguien, se le amaba por él mismo, y si no había nada más que darle, siempre se le podía dar amor.

En la felicidad de los demás, yo busco mi felicidad.

Comer pan sin esperanza es igual que morirse poco a poco de hambre.

La agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

El peor pecado hacia nuestros semejantes no es odiarlos, sino tratarlos con indiferencia: esa es la esencia de la inhumanidad.

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte.

Ten siempre cerca a tus amigos, pero mas a tus enemigos.

El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir...

La esperanza es para el alma lo que la respiración es para el ser vivo. Cuando falta la esperanza, el alma se anquilosa y extenúa.

Me percaté entonces de que la alegría es un estado del alma y no una cualidad de las cosas. Que las cosas en sí mismas no son alegres ni tristes, sino que se limitan a reflejar el tono con que nosotros las envolvemos.

La felicidad no es más que buena salud y mala memoria.

Temáticas relacionadas

Publicidad