Frases sobre La Sociedad

El miedo es mal maestro para dar lecciones de virtud.

El que, estando enfadado, impone un castigo, no corrige, sino que se venga.

Los derechos se toman, no se piden; se arrancan, no se mendigan.

A muchos sólo les motiva el dinero para ser honestos.

El dinero siempre está ahí; sólo cambian los bolsillos.

El derecho viene a perecer menos veces por la violencia que por la corrupción.

El matrimonio es una cena que comienza con el postre.

Todos los hombres serían tiranos si pudieran.

La desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad. Los obedientes deben ser esclavos.

El patriotismo es el huevo de donde nacen las guerras.

El patriotismo es la cuna del sacrificio. Por esta sola razón no se dan las gracias cuando uno cumple con su deber.

Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada.

Sería deseable que todo el que quisiera presentar su candidatura para un cargo pudiera explicar por qué quiere ser candidato. El deseo de ser candidato parece, por sí mismo, razón suficiente para la exclusión.

Siempre he pensado que la escuela la hacen, en primer lugar, los profesores.

Toda sociedad en la que la gente interfiere en la vida privada de los demás no es una buena sociedad; todo Estado en que el gobierno ‘sabe de usted más que usted’, es un Estado que debe ser derribado.

Mientras, doméstica o extranjera, tenga usted tiranía, ¿cómo puede tener patria? La patria es la casa del hombre, no la del esclavo.

Un estado en guerra sólo sirve como excusa para la tiranía doméstica.

Cualquier cosa puede volver loco a un hombre porque la sociedad se asienta en bases falsas.

La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento. Pero su conocimiento a menudo sí.

Para una nación la libertad es más importante que la riqueza, y, en la vida política, esta es una condición indispensable para vivir al menos humanamente.

La gente exige la libertad de expresión como una compensación por la libertad de pensamiento, que rara vez utilizan.

La finalidad de la educación es infundir sabiduría, la cual consiste en saber usar bien nuestros conocimientos y habilidades.

El gobierno arbitrario de un príncipe, aunque sea justo y esclarecido, es siempre malo.

Intentar, desafiar, persistir, perseverar, ser fiel a sí mismo, pelear a brazo partido con el destino, dejar asombrada a la catástrofe cuando ve qué poco miedo nos da, ora enfrentarse al poder injusto y ora rebelarse contra la victoria ebria, resistir, plantar cara: ése es el ejemplo que necesitan los pueblos y la luz que los electriza.

Temáticas relacionadas

Publicidad