Frases sobre La Sociedad

Generalmente, se puede asegurar que no hay nada más terrible en la sociedad que el trato de las personas que se sienten con alguna superioridad sobre sus semejantes.

Y el gran lazo que sostiene a la sociedad es, por una incomprensible contradicción, aquello mismo que parecería destinado a disolverla; es decir, el egoísmo.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

Dichoso el que gusta las dulzuras del trabajo sin ser su esclavo.

El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria.

La historia no se repite si no es en la mente de quien no la conoce.

O se aprende educación en la propia casa o el mundo la enseña con el látigo, y nos podemos hacer daño.

El que impone un castigo desproporcionado no corrige, sólo se venga.

A muchos sólo les motiva el dinero para ser honestos.

El matrimonio es una cena que comienza con el postre.

En política, querido mío, y vos lo sabéis tan bien como yo, no hay hombres, sino ideas; no sentimientos, sino intereses; en política no se mata a un hombre, sino se allana un obstáculo.

Somos libres: libres como las barcas perdidas en el mar.

La diplomacia es la política en traje de etiqueta.

Me enseñaron que el camino del progreso no es ni rápido ni fácil.

La tradición es un guía, no un carcelero.

Solo puedes proteger tus libertades protegiendo las de los demás. Sólo puedes ser libre si yo lo soy.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Puesto que estamos destinados a vivir nuestras vidas en la prisión de nuestra mente, al menos amueblémosla bien.

Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada.

Una comunidad es como un barco; todos deben estar preparados para tomar el timón.

Creo que la sociedad está controlada por dementes con objetivos absurdos.

Todos tenemos, por nacer, los mismos derechos. Ningún gobierno puede arrebatarnoslos justamente.

La libertad pertenece a quien la conquista.

No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula.

Temáticas relacionadas

Publicidad