Frases sobre La Sociedad

Generalmente, se puede asegurar que no hay nada más terrible en la sociedad que el trato de las personas que se sienten con alguna superioridad sobre sus semejantes.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

Es más acertado contener a los niños por honor y ternura, que por el temor y el castigo.

Una revolución no es digna de llamarse tal si con todo el poder y todos los medios de que dispone no es capaz de ayudar a la mujer —doble o triplemente esclavizada, como lo fue en el pasado— a salir a flote y avanzar por el camino del progreso social e individual.

Si es un deber respetar los derechos de los demás, es también un deber mantener los propios.

El dinero siempre está ahí; sólo cambian los bolsillos.

Recordad que a lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre.

El dinero no nos proporciona amigos, sino enemigos de mejor calidad.

No hay nada que pueda quitar la libertad a un hombre salvo otros hombres. Para ser libre, un hombre debe ser libre de sus hermanos.

Somos libres: libres como las barcas perdidas en el mar.

Para liberarse, la mujer debe sentirse libre, no para rivalizar con los hombres, sino libres en sus capacidades y personalidad.

Sería deseable que todo el que quisiera presentar su candidatura para un cargo pudiera explicar por qué quiere ser candidato. El deseo de ser candidato parece, por sí mismo, razón suficiente para la exclusión.

Los niños son educados por lo que hace el adulto y no por lo que dice.

Solo puedes proteger tus libertades protegiendo las de los demás. Sólo puedes ser libre si yo lo soy.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Todas las formas de gobierno son valoradas exclusivamente en la medida en que tienden a promover la felicidad de quienes bajo ellas viven.

En esencia somos criaturas sociales. La idea de que uno puede empezar algo de la nada, libre del pasado o sin deuda alguna a otros, no podría estar más equivocada.

Una comunidad es como un barco; todos deben estar preparados para tomar el timón.

La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento. Pero su conocimiento a menudo sí.

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea.

La libertad pertenece a quien la conquista.

La gestión es hacer las cosas bien; el liderazgo es hacer las cosas correctas.

No se puede ir por ahí construyendo un mundo mejor para la gente. Sólo la gente puede construir un mundo mejor para la gente. Si no, es solamente una jaula.

La brevedad es el alma del discurso. Hablar en exceso sugiere la desesperación por parte del líder.

Temáticas relacionadas

Publicidad