Frases sobre la sociedad

Y el gran lazo que sostiene a la sociedad es, por una incomprensible contradicción, aquello mismo que parecería destinado a disolverla; es decir, el egoísmo.

Dichoso el que gusta las dulzuras del trabajo sin ser su esclavo.

El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria.

Nos batimos más por nuestros intereses que por nuestros derechos.

La historia no se repite si no es en la mente de quien no la conoce.

El miedo es mal maestro para dar lecciones de virtud.

Haz que tus familiares te reverencien más que te teman, pues el amor sigue a la reverencia, más el temor al odio.

Se requiere mucho ingenio para no naufragar en la popularidad.

No puedes separar la paz de la libertad, porque nadie puede estar en paz, a no ser que tenga su libertad.

Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo.

Pienso que la Navidad es una fiesta necesaria; necesitamos un aniversario durante el cual podamos lamentar todas las imperfecciones de nuestras relaciones humanas. Es la fiesta del fracaso, triste pero consoladora.

Siempre he pensado que la escuela la hacen, en primer lugar, los profesores.

Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada.

Ser independiente de la opinión pública es la primera condición formal para lograr algo grande.

Bien, y ahora ¿quién nos liberará de nuestros liberadores?

El dinero lo ganan, Senén, todos aquellos que con paciencia y fina observación van detrás de los que lo pierden.

La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea.

Creo que la sociedad está controlada por dementes con objetivos absurdos.

La gestión es hacer las cosas bien; el liderazgo es hacer las cosas correctas.

La finalidad de la educación es infundir sabiduría, la cual consiste en saber usar bien nuestros conocimientos y habilidades.

La opinión pública reina en la sociedad porque la estupidez reina entre los estúpidos.

Nada hay más fecundo en maravillas que el arte de ser libre; pero nada asimismo tan duro como el aprendizaje de la libertad.

El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente.

El mejor gobierno es el que se hace innecesario.

Temáticas relacionadas

Publicidad