Frases sobre la sociedad

El dinero, que ha hecho morir a tantos cuerpos, hace morir todos los días a miles de almas.

El matrimonio debe combatir sin tregua un monstruo que todo lo devora: la costumbre.

La verdadera civilización es aquella en la que todo el mundo da a todos los demás todos los derechos que reclama para sí mismo.

Es fácil morir por una mujer; lo difícil es vivir con ella.

No hay en el mundo cosa más cara que la que con ruegos se compra.

Quien gobierna a un pueblo dando buen ejemplo se parece a la estrella polar, que permanece inmutable mientras los astros dan vueltas a su alrededor.

La libertad no es otra cosa que aquello que la sociedad tiene el derecho de hacer y el estado no tiene el derecho de impedir.

Las costumbres, Andrée, son formas concretas del ritmo, son la cuota del ritmo que nos ayuda a vivir.

El poder desgasta sólo a aquel que no lo tiene.

Los cazadores furtivos no conocen la veda.

Que más vale pobreza
en paz, que en guerra mísera riqueza.

Rechazo toda violencia en la educación de un alma tierna que se adiestra para el honor y la libertad.

La educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy.

He visto lo bastante de una guerra para no desear volver a ver otra.

Mi ideal más querido es el de una sociedad libre y democrática en la que todos podamos vivir en armonía y con iguales posibilidades.

Deseo tanto que respeten mi libertad que soy incapaz de no respetar a la de los demás.

Las ciudades, como los sueños, están construidas de deseos y de miedos, aunque el hilo de su discurso sea secreto, sus reglas absurdas, sus perspectivas engañosas, y toda cosa esconda otra.

El deporte tiene el poder de transformar el mundo. Tiene el poder de inspirar, de unir a la gente como pocas otras cosas… Tiene más capacidad que los gobiernos de derribar barreras raciales.

¿Por qué aprendemos a temer el terrorismo pero no el racismo, no el sexismo/machismo, no la homofobia?

Dos medias verdades no hacen una verdad, y dos medias culturas no hacen una cultura.

La mujer tiene un solo camino para superar en méritos al hombre: ser cada día más mujer.

Sobre la educación, sólo puedo decir que es el tema más importante en que nosotros, como pueblo, debemos involucarnos.

Educad a los niños. Educadlos en la tolerancia, en la solidaridad. Transmitirle lo más importante que tenemos: la herencia cultural.

Casi todos los hombres son esclavos, por la razón que los espartanos daban de la servidumbre de los persas, por no saber pronunciar la sílaba ‘no’.

Temáticas relacionadas

Publicidad