Frases sobre El Tiempo

No desprecies el recuerdo del camino recorrido. Ello no retrasa vuestra carrera, sino que la dirige; el que olvida el punto de partida pierde fácilmente la meta.

No hay hombre lo bastante rico para comprar su pasado.

Ni el pasado ha muerto
ni está el mañana,
ni el ayer escrito.

Se dicen que las nuevas generaciones serán difíciles de gobernar. Así lo espero.

Lo pasado, pasado. Hay un futuro para todos los hombres que se arrepienten y que tienen energía.

El futuro no pertenece a nadie. No hay precursores, no existen más que rezagados.

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.

La edad es sólo un número, algo para poner en los registros. El hombre no puede retirar su experiencia, debe usarla. Con la experiencia se logra más con menos energía.

El futuro es nuestro refugio ante la feroz competencia de nuestros antepasados.

Un joven no debe comprar valores seguros.

Reflexiona sobre tus bendiciones presentes, de las que todo hombre posee muchas; no sobre tus pasadas penas, de las que todos tienen algunas.

Lo que importa no es pensar en el pasado ni en el futuro. Lo importante es cargar con el ahora.

¡Envejece conmigo! Lo mejor está aún por llegar.

Siempre hay algo en nosotros que no madura con la edad.

Cuenta tu edad por amigos, no años. Cuenta tu vida por sonrisas, no por lágrimas.

El tiempo lo cura todo, pero también lo quema todo. Lo bueno y lo malo. Te arranca de la memoria cosas que quisieras tener ahí. El tiempo se lo lleva.

Porque tú crees que el tiempo cura y que las paredes tapan, y no es verdad, no es verdad.

Dejen que el futuro diga la verdad y evalúe a cada uno de acuerdo a sus trabajos y a sus logros. El presente es de ellos, pero el futuro, por el cual trabajé tanto, es mío.

Un hombre que se atreve a malgastar una hora de vida no ha descubierto el valor de la vida.

Creo que el futuro de la humanidad está en el progreso de la razón a través de la ciencia.

El futuro no es
una página en blanco
es una fe
de erratas.

No se trata sólo de prever el futuro, sino de hacerlo posible.

Si quien controla el pasado, controla el futuro, ¿Quien controla el presente, controla el pasado?

Nada turba los siglos
pasados.
No podemos
arrancar un suspiro
de lo viejo.

Temáticas relacionadas

Publicidad