Proverbio hebreo

Dos perros pueden matar a un león.

Publicidad