Cita

Las perezosas células cerebrales solo encienden su luz -inspiración- bajo el látigo de las emociones penosas.

Publicidad