Frases sobre Las Ciencias

Una falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia posterna al hombre ante la divinidad.

Son vanas y están plagadas de errores las ciencias que no han nacido del experimento, madre de toda certidumbre.

La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. La ciencia no es nada más que un valor entre otros.

La diligencia en escuchar es el más breve camino hacia la ciencia.

La ciencia que se aparte de la justicia más que ciencia debe llamarse astucia.

La ciencia es la estética de la inteligencia.

En principio, la investigación necesita más cabezas que medios.

El que la ciencia pueda sobrevivir largamente depende de la psicología; es decir, depende de lo que los seres humanos deseen.

La ciencia es respecto del alma lo que es la luz respecto de los ojos, y si las raíces son amargas, los frutos son muy dulces.

Las cifras no mienten, pero los mentirosos también usan cifras.

Las ciencias aplicadas no existen, sólo las aplicaciones de la ciencia.

El auténtico problema no es si las máquinas piensan, sino si lo hacen los hombres.

Las verdades que revela la ciencia superan siempre a los sueños que destruye.

La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante.

La ciencia es el misticismo de los hechos; la verdad es que nadie sabe nada.

La ciencia es el gran antídoto contra el veneno del entusiasmo y la superstición.

La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de vida de todo progreso.

La ciencia es como la tierra; sólo se puede poseer un poco de ella.

Es un hecho que el hombre tiene que controlar la ciencia y chequear ocasionalmente el avance de la tecnología.

La ciencia consiste en sustituir el saber que parecía seguro por una teoría, o sea, por algo problemático.

Las máquinas evolucionan y se reproducen a velocidad prodigiosa. Si no les declaramos la guerra a muerte será demasiado tarde para resistirse a su dominio.

La verdadera grandeza de la ciencia acaba valorándose por su utilidad.

En la vejez la ciencia es para nosotros un cómodo refugio; y si no la plantamos de jóvenes, no nos dará sombra cuando seremos viejos.

Las máquinas me sorprenden con mucha frecuencia.

Temáticas relacionadas

Publicidad