Frases sobre las ciencias

Los médicos trabajan para conservarnos la salud, y los cocineros para destruirla, pero estos últimos están más seguros de lograr su intento.

La medicina es el arte de acompañar al sepulcro con palabras griegas.

La estadística es una ciencia según la cual todas las mentiras se tornan cuadros.

La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.

El humilde conocimiento de ti mismo es un camino más seguro hacia Dios que el camino de la ciencia.

El conocimiento no es algo separado y que se baste a sí mismo, sino que está envuelto en el proceso por el cual la vida se sostiene y se desenvuelve.

Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión.

Para mejorar nuestro conocimiento debemos aprender menos y contemplar más.

Quien no añade nada a sus conocimientos, los disminuye.

La estadística es la primera de las ciencias inexactas.

El conocimiento es orgulloso por lo mucho que ha aprendido; la sabiduría es humilde porque no sabe más.

Nuestro conocimiento es necesariamente finito, mientras que nuestra ignorancia es necesariamente infinita.

Una falsa ciencia hace ateos; una verdadera ciencia posterna al hombre ante la divinidad.

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento.

Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas.

No se pueden alimentar hambrientos con estadísticas.

Ningún conocimiento humano puede ir más allá de su experiencia.

Las ciencias tienen las raíces amargas, pero muy dulces los frutos.

La meta ideal de la filosofía sigue siendo puramente la concepción del mundo, que precisamente, en virtud de su esencia, no es ciencia. La ciencia no es nada más que un valor entre otros.

La ciencia que se aparte de la justicia más que ciencia debe llamarse astucia.

La ciencia es la estética de la inteligencia.

El que la ciencia pueda sobrevivir largamente depende de la psicología; es decir, depende de lo que los seres humanos deseen.

La ciencia es respecto del alma lo que es la luz respecto de los ojos, y si las raíces son amargas, los frutos son muy dulces.

Las cifras no mienten, pero los mentirosos también usan cifras.

Temáticas relacionadas

Publicidad