Frases sobre El Éxito

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.

He fallado una y otra vez en mi vida, por eso he conseguido el éxito.

El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse.

Para lograr el éxito, mantenga un aspecto bronceado, viva en un edificio elegante, aunque sea en el sótano, déjese ver en los restaurantes de moda, aunque sólo se tome una copa, y si pide prestado, pida mucho.

No hay secretos para el éxito. Éste se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso.

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.

Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso.

El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.

Pocos hombres tienen la fuerza de carácter suficiente para alegrase del éxito de un amigo sin sentir cierta envidia.

Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito.

El secreto de mi éxito está en pagar como si fuera pródigo y en vender como si estuviera en quiebra.

El requisito del éxito es la prontitud en las decisiones.

El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.

El éxito es sólo la mitad de bonito cuando no hay nadie que nos envidie.

En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados y los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles.

Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio.

No sé cual es la clave del éxito, pero la clave del fracaso es intentar agradar a todo el mundo.

Lo realmente importante no es llegar a la cima; sino saber mantenerse en ella.

Si quieres tener éxito, promete todo y no cumplas nada.

¿Quieres un consejo para tu éxito en la vida de relación? Ayuda a los otros a sujetarse la careta.

No, el éxito no se lo deseo a nadie. Le sucede a uno lo que a los alpinistas, que se matan por llegar a la cumbre y cuando llegan, ¿qué hacen? Bajar, o tratar de bajar discretamente, con la mayor dignidad posible.

Más de uno le debe el éxito a su primera esposa, y su segunda esposa a su éxito.

La realidad es que los éxitos se los llevan los fuertes y el fracaso los débiles, y eso es todo.

Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.

Publicidad