Proverbio ruso

¡Caer está permitido. Levantarse es obligatorio!.

El corazón es un niño: espera lo que desea.

Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla.

Añorar el pasado es correr tras el viento.

El hombre que hace su fortuna en un año debería ser ahorcado doce meses antes.

Si cada uno barriera delante de su puerta, ¡qué limpia estaría la ciudad!

Publicidad