Thiessen

Frases célebres

El requisito definitivo para la grandeza de un artista es su propia muerte.

Publicidad