Cita

Ni siquiera Dios puede cambiar el pasado.

Publicidad