Cita

La peor de las prisiones sería un corazón cerrado y endurecido.

Comentario

La cita aprece en el libro La segunda visita del Papa a México: comentarios y reflexiones de Manuel Olimón Nolasco editado por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, 1991.

Publicidad