Cita

El que la Biblia no tenga ni huella de humor es uno de los hechos más extraordinarios de la literatura.

Publicidad