Cita

La corrupción del alma es más vergonzosa que la del cuerpo.

Publicidad