Cita

El auténtico observador contempla tranquila y despreocupadamente los nuevos tiempos revolucionarios.

Publicidad