Cita

A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd.

Publicidad