Cita

Salen errados nuestros cálculos siempre que entran en ellos el temor o la esperanza.

Publicidad