Cita

Poquísimos son los hombres que sepan tolerar en los demás sus propios defectos.

Publicidad