Cita

Las personas a las que nada se les puede reprochar tienen, de todas formas, un defecto capital: no son nada interesantes.

Publicidad