Cita

Nunca he odiado a un hombre tanto como para devolverle sus diamantes.

Publicidad