Cita

Nada puede reclamarse cuerdamente a la vida.

Publicidad