Frases sobre el ateísmo

Soy ateo gracias a Dios.

Aquel que puede negar a Dios ante una noche estrellada, ante la sepultura de sus seres más queridos, ante el martirio, es o un gran infeliz o un gran culpable.

No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona.

Me aburren los ateos: siempre están hablando de Dios.

Publicidad