Frases sobre la compasión

Humana cosa es tener compasión de los afligidos; y esto, que en toda persona parece bien, debe máximamente exigirse a quienes hubieron menester consuelo y lo encontraron en los demás.

No hay nada más pesado que la compasión. Ni siquiera el propio dolor es tan pesado como el dolor sentido con alguien, por alguien, para alguien multiplicado por la imaginación, prolongado en mil ecos.

Hay dos clases de compasión. Una, la débil y sentimental [...] que no es exactamente compasión, sino una defensa instintiva del alma frente al dolor ajeno. Y la otra, la única que cuenta, es la desprovista de lo sentimental [...] dispuesta a aguantar con paciencia y resignación hasta sus últimas fuerzas e incluso más allá.

Cuando no encontré motivo alguno para compadecerme, lo hice por respeto a mí mismo.

La compasión es la virtud de los reyes.

La compasión, buena siempre, es en muchos casos la celestial precursora de la justicia.

Publicidad