Lin Yutang

(1895-1976) Escritor y filólogo chino.

Frases célebres

La función química del humor es ésta: cambiar el carácter de nuestros pensamientos.

Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja.

No hay una edad para empezar a ser galante ni para dejar de serlo.

Nuestras vidas no están en manos de los dioses, sino en manos de nuestros cocineros.

Un hombre educado es el que tiene los amores y los odios juntos.

No hay condición tan baja que no tenga esperanzas, ni ninguna tan alta que no inspire temor.

Bromear es una de las cosas amenas de la vida, pero cuesta muchos años de aprendizaje.

La sabiduría de vivir consiste en eliminar lo que no es indispensable.

Publicidad