Cita

El envidioso puede morir, pero la envidia nunca.

Publicidad