Cita

Aborreced las bocas que predicen desgracias eternas.

Publicidad