Cita

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?

Publicidad