Cita

El adulterio es justificable: el alma necesita pocas cosas; el cuerpo muchas.

Publicidad