Cita

Los ojos no pueden ver bien a Dios, sino a través de lágrimas.

Publicidad