Cita

Nadie puede amar sus cadenas, aunque sean de oro puro.

Publicidad