Cita

La envidia, el más mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente.

Publicidad